En el Coaching inmobiliario se unen dos disciplinas con un objetivo muy concreto: “Aumentar los beneficios y la productividad de las agencias inmobiliarias”.

Coaching

El Coaching está focalizado en enseñar a aprender. El Coach no es un Mentor, no es un Formador. Un Coach no es la persona que dice qué tiene que hacer su cliente, ni tan siquiera ha de darle consejos y mucho menos juzgarle.

El cometido del Coach es hacer preguntas a su cliente que le estimulen y que le ayuden a reflexionar acerca de sus propios “dogmas de fé”, poniéndolos en tela de juicio y favoreciendo a través de la reflexión su desarrollo profesional y personal
Ayuda a pensar de manera diferente, a trabajar con absoluta responsabilidad hacia los objetivos que nos hemos planteado. A la vez, potencia y hace crecer la imagen que el cliente (coachee) tiene de sí mismo, lo que hace aumentar su autoconfianza y credibilidad.
El Coaching permite hacer florecer todas aquellas cualidades ocultas que tenga el cliente, potenciarlas y ponerlas al servicio de los objetivos que se ha marcado. Sacar lo mejor de uno mismo y poderlo llevar tanto al terreno profesional como al personal.
El Coach ha de conseguir que su cliente se convierta en maestro de sí mismo, que logre tomar sus propias decisiones y no bajo indicaciones de los demás. Según Galilelo Galilei: “No podemos enseñarle nada a la gente, sólo podemos ayudarles a que descubran lo que hay en su interior”.

Profesional Inmobiliario

Soy profesional inmobiliario desde 1994, el 50% de mi tiempo lo he dedicado a ser agente comercial, a pisar la calle, a trabajar con clientes compradores y vendedores. He sido delegado y director comercial de diferentes agencias inmobiliarias, he tenido mi propia agencia. En resumen, durante más de 20 años he acumulado una gran experiencia de campo en el sector inmobiliario.
Hace 5 años y gracias a mi Coach Clara Núñez, descubrí que podía y que iba a dedicarme como Coach, a transmitir todos mis conocimientos adquiridos en el sector durante todos estos años, al mayor número posible de profesionales inmobiliarios que quisieran trabajar conmigo.

Si juntamos en una misma figura las técnicas clásicas de coaching y las experiencias profesionales en el sector inmobiliario, tenemos la ecuación lista. Eso es el Coaching Inmobiliario.

¿Qué soluciona el Coaching Inmobiliario?

El coaching inmobiliario ayuda a cualquier profesional inmobiliario a profundizar y poner en tela de juicio sus creencias y opiniones bajo las que cada día toma decisiones profesionales, para discutir lo que generalmente se considera incuestionable. A través de la ayuda del coach, consigue observar desde diferentes puntos de vista, diferentes problemáticas u objetivos que se quieran conseguir.

Permite mejorar las estrategias de comunicación con clientes
Crear procesos de maduración para aumentar la productividad y evitar la pérdida de clientes.
Algo muy común en los agentes inmobiliarios es descartar a un cliente vendedor porque quiere poner a la venta su propiedad fuera de precio de mercado. A estos clientes hay que crearles planes de comunicación con procesos de maduración integrados, de manera que consigamos que nos tengan en mente cuando hayan “madurado”, o incluso ayudándoles a “madurar” en el menor tiempo posible.

Falta de motivación en los equipos

No ha de confundirse con la alegría o la falta de motivación.

Hay que aprender a resistir frente a los “noes” de cualquier tipo de cliente.

Hay que conseguir la automotivación suficiente como para llevar a cabo todos nuestros procesos comunicativos teniendo en cuenta que se recibirán un alto número de negativas, lo que no debe minar la moral y la motivación del equipo.

Cómo conseguir captaciones en exclusiva

Crear los procesos y procedimientos en las agencias para realizar las captaciones en exclusiva. Disponer en un documento del “know how” de nuestra agencia, permite captar nuevo talento ya que ayuda a las nuevas incorporaciones a entrar en el equipo sabiendo cúal es la manera de trabajar en esa agencia.

O por otra parte, de cara a los clientes propietarios, es una muy buena herramienta para captar en exclusiva ya que se les puede demostrar con documentos, cúal es la manera de hacer y de trabajar de nuestra agencia, demostrando que tenemos todos los pasos de la venta muy bien procedimentados, con todos los protocolos con el fin de ofrecer una muy alta calidad en el servicio.

Crear y estructurar equipos de trabajo

Es básico para el buen funcionamiento de la agencia que la comunicación entre los equipos de trabajo sea muy fluida y muy ágil.

Por ello desde gerencia se deben organizar estrategias de ayuda para el equipo, conseguir que trabajen de manera conjunta y que tengan todas las condiciones para poder dar lo mejor de sí.

Tecnología

Extraer el máximo provecho de los softwares inmobiliarios y de otras herramientas como marketing online, big data, etc…. para ofrecer a los clientes más confianza y profesionalidad.