Decidimos contratar tus servicios porque quería tener una visión externa de mi negocio, y recibir una orientación basada sobre una experiencia ajena. Antes de contratarte, hice bastantes averiguaciones sobre diferentes
coaches del sector, y por referencias y mis propias sensaciones, me decanté por vos.

En cuanto en qué nos has ayudado: Me has marcado dos o tres puntos muy importantes que necesitaba refrescar y mejorar, como los hábitos productivos, el ser específicos en las metas y objetivos (evitar los deseos y
centrarnos en lo concreto), y cómo tratar a mis compañeros de oficina para motivarlos mejor.

Claro que te recomendaría. Por lo dicho anteriormente. Y, porque además, hablamos de un coach que viene de nuestra industria, que puede ponerse las botas y bajar a las trincheras como cualquier
agente, en la práctica. No eres un teórico.